miércoles, 7 de abril de 2010

Manuela Gandarilla

Una mujer de 60 años, trenzas canosas y voluntad inquebrantable. Era Manuela Gandarillas. Manuela se había enterado que el ejército realista español, comandado por el brigadier José Manuel de Goyeneche, avanzaba hacia Cochabamba. Aquella mañana de mayo, no había hombres en el pueblo. La mayor parte de ellos habían muerto o se encontraban combatiendo por la independencia de Bolivia en las guerrillas de Ayopaya.
Manuela organizó la resistencia de Cochabamba. Pese a su ceguera, comandó el regimiento civil femenino. Madre de dos varones y dos mujeres, y abuela de una niña, Manuela Gandarillas había presenciado, dos años antes, la ejecución de su hermano José Domingo por las fuerzas españolas. La Manuela, como la conocían, vivía en la zona de Caracota, junto al mercado, donde vendía algunos productos. Se había quedado ciega tres años antes por causa de la diabetes.
La historia reconoce a Manuela Gandarillas y a las otras corajudas mujeres que pelearon junto a ella como protagonistas de la independencia boliviana.
Manuela fue una mujer valiente que demostró fuerza en las mujeres, defendió su tierra y familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada